Archivo de la categoría: Recomendando autores

Bienvenida a Laminium (De Carlos S. Baos)

El bosque de cera

Me llamo Cecilia, soy una viajera del tiempo y he matado a Jesús de Nazaret. No solo me lo he cargado, sino que además, he conducido la crono-caravana hasta lo que vendría a ser nuestro 2018. Ahora es el año 2771 Ab Urbe Condita, tercer consulado de Mariano Rajoy, porque las peores cosas se resisten a cambiar, y España no existe como tal. Pero tranquilos, que no planeo dejar que este desastre avance. Solo quiero informarme de qué habría pasado de no existir el cristianismo para escribir mi próximo best-seller.

¿Qué? No, no. Matar a un bebé siempre es algo desagradable. Pero no cuesta tanto cuando sabes que vas a rebobinar y vas a deshacer el entuerto. Ni siquiera es mi primera víctima. Mi saga Presentes Distópicos va ya por la quinta entrega y está triunfando en mi línea temporal, a la gente le fascina mi prosa enérgica…

Ver la entrada original 933 palabras más

Anuncios

Recomendación: Velkommen til Bodø

«Nos vamos como vinimos y, si Dios quiere, como volveremos, con paz y esperanza para la humanidad». Fueron las ultimas palabras que Eugene Cernan, comandante del Apolo XVII pronunciaría en la superficie lunar por el 1972.

El ser humano siempre ha tenido la absurda idea de expandir su creencia, su sabiduría o expandirse así mismo en un juego de egocentrismos disfrazado de mecenazgo. En los libros de historia, en los periódicos o en los grandes medios de comunicación de masas hay un desfile de personalidades que demuestran esto que digo. Dentro de no mucho aparecerán otros nombres como el de Eugene Cernan. Se ha fijado la mirada en las estrellas, en colonizar un universo azul oscuro. Se nos ha olvidado que primero tenemos que colonizarnos a nosotros mismo, conocernos para saber como se debe conocer otros mundos, construir los cimientos de una casa para no dejar huecos entre los cementos del tejado.

Cuando conocí a la autora del sitio me impresiono la luminosidad que desprendían sus palabras, «el brillo de los ojos no se opera» que decía Lola Flores. Por desgracia la vitalidad no se aprende, naces con ella o te toca luchar contra marea, no todos tenemos suerte. Hay personas que no necesitan colonizar estrellas porque ellas mismas lo son y Andrea P. Pardo empieza a descubrirse. En Un copo más en la nieve verterá toda la nieve que vaya saliendo de esa lucha interna, de la colonización personal de la que está siendo protagonista.

Un copo más en la nieve

file-5-2

No es necesario bajar del avión para ver que la atmósfera es totalmente diferente. Un cielo azul se vislumbra en el horizonte -por poco tiempo, ya que la noche cae casi sin avisar- y lo que desde arriba parecían grandes nubes tapando la visión, resulta ser nieve. Velkommen til Bodø, -bienvenidos a Bodø- se escucha por megafonía.

Llama la atención el silencio del aeropuerto, ni un grito, ni una voz más alta que otra, ni un golpe…Nada. Todo el mundo habla en voz baja y nadie se desespera por coger su maleta antes que la persona de al lado, ni existen enfados, ni riñas. Todo parece flotar en una nebulosa de paz y armonía que llega a asquear un poco. Sería fácil quedarse a vivir en las ‘llegadas’ del aeropuerto, pero hay que salir, y el frío extremo aclara las ideas.

Y es que Bodø se encuentra situada al norte del…

Ver la entrada original 1.515 palabras más