Archivo de la etiqueta: Paco Ramos

`El Aprendizaje del miedo´: el dolor como motor de vida

Muchos son los escritores que después de consagrarse reniegan de su primeros pasos. “El aprendizaje del miedo´´, ópera prima del gaditano Paco Ramos,  no permitirá que  esto ocurra. El libro de Ramos es una suerte de Lázaro, ha echado a andar siendo un homenaje a su madre, tiene vida propia.

Los poemas de “El Aprendizaje del miedo´´ están arropados por las ilustraciones de Maria King, autora del cangrejo que observa desde la portada.

cangrehoEl poemario publicado en la editorial Lapices de Luna comienza  hablando del papel del poeta (Ramos recupera este tema al final con el poema titulado Oficio del poeta II) como fingidor (que decía Pessoa),   “pero puede que un día/ una bala certera os tumbe/ y entonces/ sepáis que hasta ahora/ todo fue un juego de niños´´ y afirma que “sólo los poetas exorcizan las ausencias´´. 

A partir de aquí comienza el baile, el aprendizaje, las multas que el tiempo nos pasa por creernos invencibles “siendo ya la infancia una patria que duele demasiado´´, cuando todo se derrumba dejando la fachada intacta. Paco nos recuerda que no somos más que marionetas. Lo podemos decidir todo menos el inicio y la fecha en la que caducan nuestros días puesto que “somos siervos de la Parca´´.

Tras la tragedia solo nos queda la soledad, el frío de los días que, impuestos, nos parecen interminables, “poco queda que se salve del invierno´´ donde “el frió pesa´´. Después de esto solo quedan los recuerdos (“El desorden de las vidas que cuidabas,/ los geranios/ marchitándose sobre el alféizar´´).

La Poesía de Ramos te desgarra, te sirve de materia prima para crear el hilo de seda que sirve para cubrir la crisálida y hacer del dolor una fiesta permanente, interna, que te permite seguir y “festejar esta historia de fracasos´´.

Reconoce el llanto y lo celebra como ungüento que alivia y secar las lágrimas para salir de la oscuridad, pero con la certeza que el dolor es motor de vida. (“Por eso he decidido vengarme de la muerte´´).

Pocos libros son capaces de gritarte dentro mientras se resguarda, hondo, para no caer en el pantano del olvido, no muchos son capaces de transportarte a la herida del poeta adherida entre las páginas, dándote pautas para plantar cara.

Tiene versos contundentes y absolutamente todos los poemas terminan con un aguijón envenenado, que una vez que te inyectan las palabras no puedes dejar de pensar en ellas. Los versos de Paco te retumban tan dentro que ya no “es el tiempo el que marca tus latidos´´, sino el eco de sus versos los que guían el palpitar en un canto a las ausencias.

presenta-aprendizaje-sfdo-ignacio-escuin